Inicio Historia

Historia

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Indice del artículo
Historia
Macharaviaya Conjunto Histórico Artístico
La Familia Gálvez de Macharaviaya
Salvador Rueda
Todas las páginas

A partir de una antigua alquería árabe, Macharaviaya fue fundada como villa en 1572, y de esa alquería tomó el nombre de 'Machar Ibn Yahha' (cortijo del hijo de Yahha), que en la actualidad conserva prácticamente la misma fonética. La expulsión morisca trajo como consecuencia el despoblamiento de la villa, y parece ser que no hubo en ella una repoblación en toda regla como en tantos otros pueblos de la zona.

La prolongada decadencia que vivió Macharaviaya en todos los órdenes - sobre todo en el poblacional durante mucho tiempo, dio un inesperado vuelco con la aparición en la pequeña localidad de la familia Gálvez, que le dio un sorprendente impulso económico en el siglo XVIII. Durante toda esa centuria y parte de la siguiente la villa gozó de una inusitada prosperidad económica, a la vez que era visitada por los personajes más influyentes de Málaga, que se acercaban hasta Macharaviaya para estrechar lazos con los Gálvez.

Durante esa época se levantó una nueva iglesia sobre la que había anteriormente, fue creada la Real Fábrica de Naipes, un Banco Agrícola y se inició la conducción de agua potable. El despegue económico -a expensas de los Gálvez- fue tal que el pueblo empezó a ser conocido también como 'el pequeño Madrid', sobrenombre sin duda excesivo pero que confirma la bonanza económica de aquella época.

Con la aparición de la plaga de la filoxera llegó la decadencia, como en casi toda la Axarquía, de la que el pueblo empezó a salir hace algunas décadas al haberse convertido en refugio de numerosos artistas que lo eligieron como residencia, sin duda para poder entregarse a la tarea creativa con entera tranquilidad. También ha aparecido un turismo residencial estable, que ha contribuido en gran medida a recuperar muchas de las antiguas viviendas que se encontraban desuso y medio derrumbadas.